Los peligros del Acuerdo de Asociación Transpacífico

12/05/2013 - Redacción

Print Friendly

Las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) dejaron de ser un secreto. El pasado 13 de noviembre el portal WikiLeaks publicó el borrador del capítulo de Derechos de Propiedad Intelectual, uno de los aspectos que se conversaban tras bambalinas, a espaldas de la ciudadanía.

El documento de 95 páginas, es el resultado de una reunión realizada entre el 26 y el 30 de agosto en Brunei. En él se establecen disposiciones para instituir un régimen de control de propiedad intelectual relacionado con patentes, derechos de autor, registros de marca y diseño industrial.

En total, doce países participan en estas negociaciones: México, Estados Unidos, Japón, Canadá, Australia, Malasia, Chile, Singapur, Perú, Vietnam, Nueva Zelanda y Brunei.

Alejandro Pisanty, presidente de la Sociedad Internet de México, advierte que de aprobarse el acuerdo habría importantes repercusiones en el escenario nacional, particularmente una: los proveedores de servicios de internet estarían facultados para realizar acciones de vigilancia que deberían estar reservadas a la policía.

“La filtración nos obliga a preocuparnos, pues estas acciones, hechas por proveedores o autoridades, podrían tener un efecto inhibidor en el desarrollo de internet, de la innovación y se puedan utilizar como una amenaza a las libertades de expresión y de asociación”, dice.

El académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) considera que el acuerdo, promovido por Estados Unidos, está fuera de balance, pues privilegia la defensa de los derechos de la propiedad intelectual por encima del acceso a la información y el conocimiento.

En entrevista para Innovación Pública, Pisanty no sólo alertó de sus consecuencias, sino también sobre las semejanzas que hay entre el TPP y el Acuerdo Comercial Anti-Falsificación (ACTA), negociado en 2012. “El documento se parece mucho al ACTA, lo que conocemos y el procedimiento de negociación revelan que las autoridades tomaron en serio la frustración ante las acciones con la que se presentó oposición al ACTA”.

El secreto como elemento de negociación es otro de los puntos que más preocupan al experto en temas de internet. Asegura que es arriesgada la inexistencia de un debate con la sociedad civil y con la comunidad técnica. En cambio, la conversación con el sector empresarial sí existe: “Por cada 10 consultas con empresas hay una que es un poco más abierta”, revela.

En México, la negociación es conducida por la Secretaría de Economía y, según Pisanty, hasta ahora la participación de México durante las negociaciones ha sido mediocre. “Es una actitud poco creativa orientada ante todo a dejar contentos a algunos sectores industriales, y lesiva para la población en el tema de internet.”

La filtración de WikiLeaks es muy importante porque sitúa en la arena pública, un acuerdo que puede, potencialmente, perjudicarnos a todos.


Acerca de Redacción

Puesto prueba

Deja un comentario Tu correo no será publicado

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>